El pH del agua de riego, al igual que la conductividad eléctrica, es otro parámetro muy importante en especial para la fertirrigación, la disponibilidad de nutrientes y la precipitación de fertilizantes están estrechamente relacionados a este parámetro. Este documento busca analizar el efecto que produce el pH del agua de riego sobre los cultivos y como mejorar este parámetro para llevarlo a niveles óptimos.


El pH del agua de riego dependiendo de la fuente de agua.

El pH del agua de riego depende fuertemente de la fuente de agua de donde proviene y también depende de los fertilizantes que le adicionamos en el proceso del fertirriego.

Si el agua se extrae de un pozo profundo que atraviesa suelos calcáreos o roca tipo calcita, la tendencia es que el agua tenga un pH alto y sea muy alcalina, por otro lado si el agua se extrae de un río que atraviesa una zona industrial donde se emiten muchos gases sulfurosos, entonces el agua será de un pH ácido. En Europa por ejemplo se habla de la lluvia ácida producto de la actividad industrial y los ríos tienen aguas ácidas, en Latinoamérica dicho problema se presenta cerca de refinerías de petróleo y plantas eléctricas que trabajen con carbón.

Si el agua proviene de un río que atraviesa una selva virgen, entonces es de esperar un agua ligeramente ácida producto de la actividad de los ácidos húmicos y fulvicos presentes en la materia orgánica en descomposición, la cual se ubica en el sotobosque de la selva, sin embargo esta condición no es desfavorable, al contrario es altamente conveniente.

El pH del agua de riego dependiendo de los fertilizantes que se añadan.

Una de las ventajas del riego por goteo y por aspersión, conocidos tambien como riegos presurizados, es la posibilidad de añadir fertilizantes al agua de riego y así nutrir la planta al mismo tiempo que se suplen sus necesidades de agua, este proceso se conoce como fertirriegación.

Hay fertilizantes como el fosfato monopotásico o la ureafosfato que tienden a acidificar mucho el agua de riego, por el contrario si usted utiliza potasa caustica esta tiende a alcalinizar mucho el agua de riego. Si se utilizan los fertilizantes sin conocer el efecto sobre el agua se corre un gran riesgo, al contrario si usted conoce el efecto que este tiene sobre el agua puede entonces hacer combinaciones de fertilizantes para llevar el pH del agua a niveles óptimos.

Es práctica habitual en nuestro programa de asistencia técnica, el cambiar los fertilizantes a utilizar con el objeto de ajustar el pH de la solución de riego de acuerdo a los objetivos que nos planteamos en un caso particular.

El pH del agua de riego y la disponibilidad de nutrientes.

Hay un cuadrito famoso que resalta la disponibilidad de nutrientes de acuerdo al pH del agua de riego, del sustrato o del suelo, en este apartado no pretendemos repetirlo, sólo deseamos dar unos tips que a nuestro parecer son los problemas mas comunes que se presentan de acuerdo a nuestro programa de asistencia técnica.


1- Si el pH es ácido se presentará deficiencia de potasio primero y de nitrógeno después.

2- Si el pH es alcalino las plantas mostrarán deficiencia de hierro y zinc primero y luego mostrarán deficiencia de fósforo.


Ambas situaciones son inconvenientes y ameritan hacer correctivos de acuerdo al caso presentado.


El pH del agua ideal.

Existen cinco fases del agua de riego al momento de definir el pH del agua:

La primera es la fuente original que es deseable que se encuentre cerca de la neutralidad o ligeramente ácida, con pocas sales para que el efecto tampón sea menor y fácilmente pueda ajustarse el pH al nivel deseado. (pH entre 5 y 7,5)

La segunda es en los tanques donde se encuentran las soluciones concentradas, las cuales tienden a ser mas estables si son fuertemente ácidas (pH = 3). A pH mayores que siete tiende a convertirse los nitratos en amoniaco y a perderse por volatilización. En el tanque donde se encuentran los micronutrientes un pH ácido mantiene los micronutrientes en solución y no precipitan en el fondo del recipiente dejando ser aprovechables para las plantas a pesar de creer usted que se los agregó a la solución.

La tercera es después que se mezclan los nutrientes con el resto del agua de riego y viajan en una tubería y en unas mangueras hasta donde están las plantas, en este caso si el pH es muy alto se precipitará el hierro y probablemente los fosfatos, también precipitarán el calcio y el magnesio con fuerte tendencia a tapar las mangueras de goteo, el pH del agua en esta fase debe estar entre 5 y 6, preferiblemente mas cerca de 5 que de 6.

La cuarta es en el sustrato, cuando reacciona el agua con los nutrientes que no ha absorbido el cultivo y con la materia orgánica del suelo, también interviene el efecto de la absorción activa de la raíz al absorber cationes y aniones discutidas en los artículos sobre nitrógeno y potasio. En esta fase lo ideal es un pH cercano a 5,5.

La quinta es el agua de drenaje que sale del sustrato y que no fue aprovechada por las plantas, esta agua muestra el balance final de la actividad del cultivo en comparación a los nutrientes que se le agregaron al agua de riego. Esta agua debe ser analizada por nosotros al igual que un médico analiza una muestra de orina, ambos líquidos son desechos, pero dicen como es la salud del paciente. El pH del agua de drenaje debe estar cerca de 5,5.


El pH del agua de riego se puede corregir.

Para bajar el pH del agua de riego se puede agregar ácidos como el nítrico, el fosfórico y el sulfúrico, en el entendido que el ácido nítrico y fosfórico son neutralizados por la raíz al momento de absorber los nitratos y los fosfatos respectivamente, por otro lado el ácido sulfúrico no es neutralizado por la actividad de la raíz y su efecto es mas a largo plazo en el sustrato. Para entender el efecto de la raíz en la neutralización del ácido nítrico les recomendamos leer el artículo sobre el nitrógeno, en el caso del fosforo el proceso es similar pero aún no hemos escrito el artículo sobre este nutriente.

También se puede bajar el pH usando fertilizantes como el fosfato monopotásico y la ureafosfato que son de reacción ácida tanto en el agua de riego como en el sustrato. El sulfato de amonio es neutro al agua de riego pero acidifica la solución del agua en el sustrato por la actividad de la raíz.

Para subir el pH se puede usar hidróxido de potasio (potasa caustica), hidróxido de sodio (soda caustica) o hidróxido de calcio (cal), en el entendido que la cal es poco soluble en agua pero si el agua es ácida tiende a solubilizarla, lo ideal es no subir el pH del agua de riego por encima de 6 para que el calcio no precipite de nuevo y tape los goteros.

El pH también se puede subir usando mas fertilizantes nítricos que amoniacales, entonces la raíz sola hará el ajuste del pH.

Estudios conducidos en el Centro Educacional y de Investigaciones en el Norte de Florida, Estados Unidos, han evaluado el potencial de extender la temporada de cosecha del pimiento hasta el otoño con el uso de estructuras de sombra abierta.

Las pruebas fueron conducidas bajo estructuras de sombra comerciales de 12 x 12 metros. La estructura fue hecha de tubería galvanizada y cubierta con sombreado al 50% de polipropileno negro. El punto más alto de la estructura fue de 3 metros.

Los pimientos fueron plantados en macetas de 13 litros en sustrato de cultivo sin suelo de 100% de corteza de pino. Las macetas fueron organizadas en dos filas dobles con un espacio de 1.5 metros entre los centros de ambas filas. Las plantas fueron espaciadas a 45 centímetros entre si en cada hilera.

Se sembró uno planta por hoyo, resultando en 76 macetas. Las variedad de semilla fue escogida en base a su tolerancia a la Tristeza del tomate (TSWV), un importante virus presente en la zona. Además, entre las características de la variedad destaca su crecimiento elevado y vigoroso de su 

Manejo del cultivo

El cultivo fue regado y fertilizado usando una solución hidropónica de nutrientes y un sistema de bajo volumen [Tabla 2]. Agua y nutrientes fueron aplicados varias veces al día, programándose para que hubiese un leve lixiviado al final de cada sesión de riego.

Las plantas fueron amarradas a estacas de bambú de 1.5 metros en cada hoyo. Adicionalmente se instaló una espaldera de metal en el centro de cada doble fila, cada 3 metros.

Los postes de bambú fueron amarrados a los postes metálicos con cintas horizontales de polipropileno. A medida que crecen las plantas se amarraron nuevas cintas horizontales para apoyar el crecimiento y peso de las ramas de la planta.

Las plagas fueron manejadas utilizando un programa de monitoreo semanal y tratamiento cuando fuera necesario. Entre las plagas mas frecuentes destacaron gusanos soldados, gusano elotero, áfidos, coleópteros apestosos y mosca blanca. 

Resultado de cosecha

Frutos verdes, maduros fueron cosechados cada 7 a 14 días hasta principios de noviembre. El fruto fue calificado por el USDA como US Fancy, de grado 1, grado 2 y no comercializable.

Los frutos fueron pesados y contados para cada calificación. Adicionalmente, cada mes fueescogida una muestra al azar de 15 frutos calificados como Fancy, para ser medidos como indicadores de los cambios de tamaño de fruto durante la temporada.

La producción de pimientos bell en estructuras de sombra resultó mayormente en frutos US Fancy con 8,650 cajas de 11 kilos por hectárea en comparación con 1,192 cajas de US No. 1, 505 de US No. 2 y 590 de no comercializables.

Mayor rendimiento de frutos de calidad

El rendimiento total de fruto categoría US Fancy y US No.1 fue de 9,842 cajas por hectárea. Este rendimiento es más alto que el rendimiento usualmente obtenido en sistemas de campo abierto, pero además la temporada de producción se extendió cuatro meses más con la utilización de sombreado. Se cosecharon frutos de tamaño grande a lo largo de la temporada, con una anchura superior a 7.5 cm.

Los frutos de pimiento más anchos fueron cosechados durante junio y julio. La anchura del fruto disminuyó levemente en agosto y septiembre, pero volvió a incrementarse en octubre y noviembre cuando las temperaturas se tornaron más frescas. Esto también se reflejó en el número promedio de frutos por caja en la categoría Fancy durante la temporada.

La mayoría de frutos de pimiento Fancy fueron cosechados a mediados de la temporada, pero sólo se obtuvo el tamaño mínimo para la categoría Fancy, obteniendo en consecuencia más frutos por caja en comparación con frutos Fancy obtenidos en los meses de junio y julio.

Las conclusiones de este estudio revelan que el uso de estructuras de sombra abierta permite extender la cosecha de pimientos bell de junio a noviembre exitosamente.

Un beneficio adicional de este sistema hidropónico en casa sombra es que produjo frutos grandes y de alta calidad durante toda la temporada de producción.