Muchos jardineros están volviéndose hacia los jardines hidropónicos por distintas razones. Este tipo de jardines se caracterizan por ser pequeño y de fácil crecimiento en interior, además son perfectos para hacer crecer vegetales, en especial tomates rojos. Por si esto fuera poco, el equipo requerido para mantener un jardín de este estilo no es costoso y es relativamente fácil de manejar.

Los jardines hidropónicos son aquellos que hacen crecer plantas sin un suelo, en otras palabras son “jardines sin tierra”. Hay muchos métodos para realizar un jardín hidropónico, la mayoría funciona mejor que lo jardines tradicionales, porque es más fácil darle a la planta exactamente lo que necesita cuando lo necesita. En éstos jardines, las plantas sólo reciben aquello que uno le da, por eso usted será capaz de regular el pH, los nutrientes, la fuerza de los nutrientes, la cantidad de agua y la cantidad de luz que reciba (y no tendrá que preocuparse por el frío del invierno). Todo esto hace necesario que usted realice una investigación acerca de la planta que está intentando hacer crecer, para que sepa lo que le tiene que dar para que crezca.

jardin hidroponico

La jardinería hidropónica es tan difícil como uno la haga. Puede ser complicado si usa sensores computarizados para controlar el fluido del agua, los nutrientes y la luz de las plantas. Sin embargo, puede resultar una tarea muy simple si tiene una sola planta. El sistema normal hidropónico generalmente consta de ciertas cosas: una bandeja de germinación, luz (natural o artificial), un tanque de agua, una bomba de agua controlada para el regado (o algún tipo de sistema de regado), y alguna especie de bomba de aire para darle oxígeno a los nutrientes. 
 
El medio en donde las plantas crecen usado en los jardines hidropónicos puede ser de lana de roca, de fibra de coco, de grava, de arena o hasta de aire. Puede obtener las instrucciones en un negocio de jardinería o de una tienda virtual, o puede comprarlas por separado y fabricar su propio hábitat. También hay distintos equipos ya ensamblados para la venta, en las tiendas de jardinería.

hidropónicos

Hay ciertos micro-nutrientes que son necesarios para hacer crecer una planta saludable, como el magnesio, el sulfuro, el calcio, el cobalto, el boro, el hierro, el manganeso y el zinc. Estos nutrientes son absolutamente esenciales para las plantas y su ausencia puede causar que las comidas no sean tan sanas y, en algunos casos, que cause problemas de salud a quienes las comen. También es muy importante que utilice un fertilizante de buena calidad para los jardines hidropónicos. 
 
Otro aspecto muy importante de este tipo de jardines que debe ser regulado, es el balance del pH. Cuando el balance del pH varía, la planta pierde la habilidad de absorber los nutrientes que necesita. La ventaja que poseen los jardines hidropónicos por encima de los comunes es que el pH puede ser testeado y controlado con más facilidad. Aunque hay cientos de variaciones, entre ellas, la Paja; la Cultura Acuática; la Menguante y Flujo; la Goteadora; la N.F.T. y la Aereopónica, son las seis especies básicas de jardinería hidropónica. La jardinería hidropónica es fácil, barata y le permitirá tener productos frescos, flores, hierbas, vegetales y especias en todo el año.