Sobre el cultivo de la fresa se tienen las primeras pruebas documentadas desde el año 1300. Antes de esa fecha las fresas sólo fueron frutas silvestres que se recolectaban por temporada anual. Desde esa época la fresa ha venido presentando cambios en su forma, olor, color sabor y tamaño, por las modificaciones genéticas y su adaptabilidad a un buen número de climas y terrenos donde ha sido sembrada.

Su atractiva apariencia además de su olor y características organolépticas, la han colocado como una opción para un negocio próspero y rentable. La producción comercial de fresa va desde principios de 1900 en adelante, sobre todo por la diversidad de aplicaciones que se le pueden dar, pues va desde el consumo en fresco, hasta la deshidratación o cristalización, pasando por la industrialización para dulces y mermeladas.

El valor de esta fruta depende mucho de tamaño firmeza color y sabor, características que se obtienen, tanto de la genética de la planta como de las condiciones en que se cultive.

Los países que cuentan con mayor producción a nivel mundial de esta fruta son: Estados Unidos, con casi el 28 %de la producción, otro productor mayoritario es España con el 14-15% y en México ya se llega al 6 % del total de la producción.

El cultivo de la fresa en suelo es difícil por la aplicación de pesticidas necesarios para el control de plagas y enfermedades. Sin las fumigaciones se llevaría al cultivo a una importante disminución en la producción y en la calidad, por lo que no resultaría rentable en algunos lugares.

La fresa como planta nueva y perenne: en algunos cultivares produce una alta cantidad y calidad en su primera cosecha, pero al paso del tiempo disminuye su producción y en algunos casos es remplazada después de 2-3 cosechas, resultando un alto costo,  remover la planta envejecida y replantar.

Tanto Estados Unidos como y Holanda, Australia, Nueva Zelanda, Italia y Bélgica, han complementado a sus cultivos extensivos de fresa, el cultivo hidropónico intensivo, usando diversas formas de siembra, Se ha considerado el más común el sistema NFT ( Nutrient Film Technique) o de película nutritiva.

Este sistema tiene como principal objetivo recircular el agua a mínima profundidad sobre canales ex profeso construidos en PVC grado alimenticio. Las producciones alcanzadas con este sistema han ganado adeptos y a menor escala ya se practica en otros países de Europa, aplicando recirculación, que viene a ser el sistema más común. También se cultiva con el sistema en sustrato inerte, incluyendo la lana de roca, así como los cultivos verticales.

En algunas regiones de Australia, como Queensland por ejemplo, se cuenta extensiones comerciales en el sistema NFT y con una excelente luminosidad y un invierno muy corto, por lo tanto el cultivo de la fresa hidropónica les resulta muy económico. Las producciones hidropónicas de Nueva Zelanda y Australia en NFT, se consideran las más rentables en fresa, aunque también se utiliza en algunas temporadas el enfriamiento o calentamiento de las instalaciones.

Las variedades aptas para sembrar hidropónicamente son las del tipo de día neutro, por ejemplo: “la Selva” que produce la fruta de tamaño grande (con algunas excepciones); el color de su piel es rojo brillante y la carne pálida, el sabor muy ligero, por lo que es necesario cosecharla muy madura para obtener un buen sabor. Su forma es variable, con plantas vigorosas, pero muy susceptible a la deficiencia de potasio.

También están aquellas variedades que se desarrollan en días cortos, como la “Camarosa”. El color de su fruta es medianamente rojo, su tamaño es grande y de consistencia firme, con forma cónica, de buen sabor y su planta es consistente.

La variedad Chandler, también de día corto, tiene carne de rojo mediano firme y buen sabor. Estas variedades producen una gran cantidad de coronas, pero es susceptible a la Botrytis en condiciones de alta humedad.
Asimismo, tiende a producir gran número de pequeñas frutas después de varias semanas de cosecha, las muy pequeñas se eliminan y mejora el tamaño del resto.

“La Oso Grande” generalmente es de tamaño grande, pero su forma puede variar y el color de su piel es más oscuro que en otras variedades; la carne de la fruta es ligeramente roja, moderadamente firme y de buen sabor.
La variedad “Pájaro” es de frutos muy grandes, firmes, con piel roja y brillante, de excelente sabor cuando se cosecha madura y puede tener problemas de sabor si se corta de pinta.

“Sweet Charly” es excelente para cultivarse en días cortos; esta variedad produce frutos grandes de color naranja rojizo con buen sabor y bajo contenido de ácido, es altamente productiva, también es muy resistente a la Antracnosis y pudrición de tallo. Su vida de anaquel puede ser corta en condiciones cálidas.
“EarliGlow” produce frutas de excelente calidad, sus frutas son medianas, simétricas, de buen sabor, piel satinada y resistente a la pudrición.