La fresa (nombre científico) rastreras del género fragaria
 
Sobre el cultivo de la fresa se tienen las primeras pruebas documentadas desde el año 1300. Antes de esa fecha las fresas sólo fueron frutas silvestres que se recolectaban por temporada anual.

Desde esa época la fresa ha venido presentando cambios en su forma, olor, color sabor y tamaño, por las modificaciones genéticas y su adaptabilidad a un buen número de climas y terrenos donde ha sido sembrada.
Su atractiva apariencia además de su  olor y características organolépticas, la han colocado como una opción para un negocio  próspero y rentable.

La producción comercial de fresa va desde principios de 1900 en adelante, sobre todo por la diversidad de  aplicaciones que se le pueden dar, pues va desde el consumo en fresco, hasta la deshidratación o cristalización, pasando por la industrialización para dulces y mermeladas.

El valor de esta fruta depende mucho de tamaño firmeza color y sabor, características que se obtienen, tanto de la genética de la planta como de las condiciones en que se cultive.

Los países que cuentan con mayor producción a nivel mundial de esta fruta son:  
Los Estado Unidos con casi el 28 %de la producción, otro productor mayoritario es España  con el 14-15%  y en México ya se llega al 6 % del total de la producción.

El cultivo de la fresa en suelo es difícil por la aplicación de pesticidas necesarios para el control de plagas y enfermedades. Sin las fumigaciones se llevaría al cultivo a una importante disminución en la producción y en la calidad, por lo que no resultaría rentable en algunos lugares.

La fresa como planta nueva y perenne: en algunos cultivares produce  una alta cantidad y calidad en su primera cosecha, pero al paso del tiempo disminuye su producción y en algunos casos es remplazada después de 2-3 cosechas, resultando un alto costo,  remover la planta envejecida  y replantar.

Tanto Estados Unidos como y Holanda, Australia, Nueva Zelanda, Italia y Bélgica, han complementado a sus  cultivos extensivos de fresa,  el cultivo hidropónico intensivo, usando diversas formas de siembra, Se ha considerado el más común el sistema  .N.F.T. ( Nutrient Film Technique) o  de película Nutritiva. Este sistema tiene como principal objetivo recircular el agua a mínima profundidad sobre canales ex profeso construidos en PVC grado alimenticio. Las producciones alcanzadas con este sistema han ganado simpatizadores  y  a menor escala ya se practica en otros países de Europa. Aplicando  recirculación que viene a ser el sistema más común. También se cultiva con el sistema en sustrato inerte incluyendo la lana de roca, así como los cultivos verticales.

En algunas regiones de Australia como Queenslad por ejemplo, cuenta extensiones comerciales en el sistema NFT y con una excelente luminosidad y un invierno muy corto, por lo tanto el cultivo de la fresa hidropónica les resulta muy económico.  Las producciones hidropónicas de Nueva Zelanda y Australia en NFT, se consideran las más rentables en fresa. Aunque en Nueva Zelanda se utiliza en algunas temporadas, el enfriamiento o calentamiento de las instalaciones.

Las variedades aptas para sembrar hidroponicamente son las del tipo de día neutro por ejemplo: “La Selva” que produce la fruta de tamaño grande (con algunas excepciones) el color de su piel es rojo brillante  y su carne pálida, el sabor muy ligero , por lo que es necesario cosecharla muy madura para obtener un buen sabor, su forma es variable, su planta es vigorosa, pero muy susceptible a la deficiencia de potasio.

O bien  aquellas variedades  que se desarrollan en días cortos, como la “Camarosa”.  El color de su fruta es medianamente rojo, su tamaño es grande y de consistencia firme, su forma es cónica de buen sabor y su planta es consistente.

La” Chandler” también de día corto, su carne es de rojo mediano firme y de buen sabor. Estas variedades producen una gran cantidad de coronas, pero es susceptible a la Botrytis en condiciones de alta humedad. Tiende a producir gran número de pequeñas frutas después de varias semanas de cosecha, las muy pequeñas se eliminan y mejora el tamaño del resto.

“La Oso Grande”  también de día corto, de tamaño grande, pero su forma puede variar y el color de su piel es más rojo oscuro que en otras variedades, la carne de la fruta es ligeramente roja, moderadamente firme y de buen sabor.

La variedad “Pájaro” que gusta de días cortos, de frutos muy grandes y firmes con piel roja y brillante de excelente sabor cuando se cosecha madura y puede tener problemas de sabor si se corta de pinta.

“Sweet Charly” excelente para cultivarse en días cortos, esta variedad produce frutos grandes de color naranja rojizo con buen sabor y bajo contenido de ácido, es altamente productiva, también es muy resistente a la Antracnosis y pudrición de tallo. Su vida de anaquel puede ser corta en condiciones cálidas.

“EarliGlow” Produce frutas de excelente calidad, sus frutas  con medianas, simétricas de buen sabor piel satinada y resistente a la pudrición.

Los cultivos hidropónicos pueden realizarse al aire libre si las condiciones ambientales lo permiten: También bajo túneles plásticos o en invernaderos. Lo importante es proteger al cultivo de la lluvia, del rocío, o condensación de humedad, daños de pájaros, prevenir  antes y después de la cosecha, la pudrición (patógenos). Sombrear el cultivo puede reducir el exceso de radiación y bajarla temperatura en climas de alta intensidad lumínica, haciendo posible la cosecha en regiones extremadamente cálidas.

El cultivo de fresas en los diferentes sistemas hidropónicos, permiten al cultivador ofertar fresa de excelente calidad todo el año, aún en la temporada que no es posible cultivar en forma tradicional.

La Fresa Hidropónica.

Hidroponicamente  la fresa se puede cultivar al aire libro o en invernadero, dependiendo de las condiciones climatológicas del lugar; por ejemplo algunos lugares de Europa, donde predomina el clima invernal  se cultivan ya sea en invernadero o en túneles, pero desde luego aportándoles calor, pero en lugres cálidos como centro América es muy común la siembra al aire libre.

Desde luego que en un invernadero puede protegerse al cultivo, además aprovisionarlo de un recambio de aire para evitar la condensación o punto de roció tan perjudicial resulta para el cultivo de la fresa; También  brindarle a través de pantallas térmicas la luminosidad  y temperaturas adecuadas, aplicar al cultivo un enriquecimiento de CO2  dosis periódicas y en concentración óptimas, con este gas, es posible elevar la productividad y  calidad de la siembra.

Para el cultivo de la fresa hidropónica se han usado varios sistemas como hemos visto anteriormente  y  en su momento los analizaremos paso a paso.  En es capítulo en particular hablaremos solamente del cultivo hidropónico de fresa en la modalidad de cultivos verticales, específicamente el cultivo en macetas apilables.

Una de las ventajas de esta modalidad de cultivo consiste en utilizar en cascada la solución nutritiva con que se riega la planta. El riego por goteo se aplica distribuyendo los goteros en macetas intercalas y desde la primera maceta y la solución  viaja a la segunda, tercera, cuarta y así sucesivamente hasta la 4-5 macetas, según sea el caso.
Otra ventaja es la optimización del espacio, el manejo de poda y cosecha que pueden hacerse de pie, ahorrando tiempos y movimientos, pues al evitar la constante flexión de cuerpo, se evita el cansancio, se incrementa la velocidad de poda o corte, logrando mayor rendimiento en el volumen de corte.

Sustratos:
Los sustratos útiles para el cultivo de fresa son muy variados, por ejemplo:
Lana de roca, perlita vermiculita, agrolita, tezontle, tepojal etc, pero se debe cuidar que la granulometría quede contemplada entre  8-12 milímetros, y  que el sustrato sea ligero, cuente con retención de humedad, buena aireación para las raíces y sea fácilmente drenable.

En el caso del uso de cubos de lana de ropa para implantar el material vegetativo, es necesario que necesario saturar de solución nutritiva el cubo con un pH calibrado que no debe exceder de 6.-6.5 y ya con experiencia puede llegarse a 5.8.

La perlita es uno de los sustratos más comunes y su pH  varía 6-7, se encuentra disponible en grados fino y mediano, facilitando, la siembra o transplante, su vida útil puede variar de 2-4 años dependiendo del manejo, pero al igual que todos los sustratos industrializados que tienen un costo mayor que los sustratos naturales como sería la grava, o el tezontle que además son de larga vida útil y de gran disponibilidad

Para una segunda siembra en el mismo sustrato es necesario realizarle una desinfección y  una de las formas fáciles y baratas para ello, consiste en clorar agua al 1% y sumergir el sustrato por espacio de 2-3 horas dependiendo del uso anterior (si ha tenido alguna enfermedad presente). Después de retirar el agua clorada; el sustrato se inundará con agua natural y debe reposar de 5-10 minutos después se retira el líquido.  Para evitar el desperdicio de agua, se puede dejar secar el sustrato o solarizarlo, pues el sol degrada el cloro (también las plantas consumen  2-3 ppm. de cloro).

Las macetas apilables que hasta ahora han dado excelentes resultados:



Selección de plántula para la siembra.

La fresa puede reproducirse en varias formas, pero las dos más comunes son por: plántula o  división de la corona. Cuando la planta es adulta, sana y fuerte se puede dividir su corona, en 2-3 partes  si la planta lo permite.  Para la siembra o transplantes  en ambos casos deben ser clasificadas eligiendo plántulas fuertes o bien las partes de la corona que cuenten con mayor cantidad de raíces suculentas. Si las plántulas o fresa dividida provienen de cultivo tradicional, es necesario hacerles una desinfección antes de ser sembradas en cualquiera de los sistemas hidropónicos. El primer paso consiste en enjuagar el material vegetativo con agua natural a temperatura ambiente, eliminando en todo lo posible la tierra, piedritas y otras impurezas pero teniendo sumo cuidado de no dañar las raíces. Todo el proceso debe realizarse en horas tempranas, evitando el exceso de calor y en  áreas cubiertas y ventiladas pues de ningún modo deben exponerse al sol, ya que esto  provocaría deshidratación al material vegetativo.

Después del enjuagar es necesario eliminar el exceso de agua y  colocar el material vegetativo en zona sombreada, fresca y ventilada para permitirle un oreo moderado, si se sospecha de fungosis es recomendable enjuagar la raíz con algún funguicida o con una mezcla de oxicloruro de cobre y azufre elemental.

 
  
La siembra.
 
Realizada la desinfección y oreo moderado; se deben eliminar la mayor cantidad de hojas, de ser posible sólo dejar de 4-6 para que la plántula realice su fotosíntesis. La quita de hojas  no influye en el desarrollo de la planta. Esta práctica le es favorable, para evitar un desgaste de energía, para una mejor conservación de sus reservas y mejorar la aireación    Pero el sistema radicular  no se debe alterar en lo posible.

Para favorecer un rápido desarrollo vegetativo es importante aplicar a la plántula un periodo de frío, con una temperatura que puede variar de 0ºC a 1ºC   y de 4 a 6 ºC dependiendo del manejo que se desea hacer a la planta.

Las plantas que han estado sometidas a periodos de enfriamiento presentan un desarrollo más vigoroso y su actividad  estolónica y foliar  aumentan: su periodo productivo también,  y el volumen productivo es mayor.

Si se desea un brote precoz :

Después del enjuáguese y oreo de las plántulas, éstas se seleccionan por tamaños  para hacer atados de preferencia entre 15 a 20 plántulas y se colocan en bolsas de polietileno de acuerdo al tamaño de la plántula y las bolsas se deben conservar cerradas en todo lo posible para  conservar la humedad necesaria para mantener  turgentes las plántulas.

Las bolsas se colocan en un medio frío con una temperatura de – 6ºC  el periodo de frío puede variar dependiendo de variedad y clima a donde debe ser sembrada la plántula. Lo recomendable para nuestra región es mantenerlas   100 a 150 horas frío. Para mejorar

Los contenedores:

Pueden ser de una gran diversidad: bolsas de  plástico, cajas de madera recubiertas de plástico, macetas verticales u horizontales (con riego por goteo) etc. Dependiendo del sistema hidropónica que se haya decidido usar.

La siembra en macetas.


Se realiza en las horas más frescas para evitar el estrés a la planta
El sustrato elegido debe humedecerse con anticipación ( si es gravilla con 4 horas de anticipación), cuando es perlita basta media hora antes de la siembra. La lana de roca, o fibra e coco, sólo debe empaparse en el momento de la siembra.

La raíz de la plántula o la raíz de la corona dividida, debe introducirse en el sustrato hasta un poco antes de la corona y compactar un poco el sustrato alrededor de la plántula para fijarla en el medio. En el caso de macetas verticales: las macetas se apilan ajustando la esquina de cada parte inferior de la maceta en las muescas de la maceta que sirve de base, de modo que cada maceta podrá contener 4 plantas, multiplicando así el espacio disponible. La planta quedará colocada en cada una de las 4  esquinas de las macetas.

El primer riego puede aplicarse después de 2 a 3 horas de la siembra (dependiendo del sustrato).
Es recomendable usar una solución nutritiva madre para dilución y  aplicarse a una conductividad de 2.00 a 2.5  y con un pH de 5.8 a 6.
Solución madre para fresa después del transplante:

Solución  A.
Nitrato de Calcio         7.300 gr.
Nitrato de Potasio        2,500.gr.
Quelato de Fierro        50 gr
Solución B.
Nitrato de Potasio                   2,600 gr.
Fosfato Monopotásico             3.900 gr
Sulfato de Magnesio                580 gr.
Sulfato de Manganeso             80 gr.
Sulfato de Zinc.                       10 gr
Ácido bórico                           30 gr
Sulfato de cobre                      3 gr
Molibdato de amonio               1 gr.

Cuando la planta se ha sembrado, la aceptación a la temperatura esta influenciada también  por el foto período, pues los cambios de luz actúan en la diferenciación  y los movimientos vegetativos.

Dependiendo de la adaptación de la planta, pues si se ha adaptado a clima frío con esta temperatura entrará en reposo. Si ha sido adaptada a climas cálidos, y se somete a una temperatura de –20-25 ºC  disminuye su producción.


C.P. Gloria Samperio Ruiz.
Asociación Hidropónia Mexicana A.C.
Toluca México.
www.hidroponia.org.mx